Buscar este blog

sábado, 23 de agosto de 2014

ACABO DE LEER… “NIDO DE NOBLES” DE IVAN S. TURGUÉNEV (ALBA CLÁSICA)



Resulta refrescante volver de vez en cuando al siglo XIX con sus novelones, sus amores desgraciados, sus salones de recibir, sus juegos de cartas, piezas de piano y conversaciones de sociedad. Si la novela es rusa, encontraremos además la fascinación por París, la nobleza rural, el afán por reformar la calidad de vida del campesino y las grandes fincas agrícolas alejadas de la corte.

Turguénev no es el mejor de los novelistas rusos del XIX porque ese título se lo disputan exclusivamente Tolstoi y Dostoyevski, pero eso no quita para que su literatura sea de un altísimo nivel y resulte siempre un placer volver a ella. Ford Madox Ford decía de este libro que era el más bello que se había escrito. Exageraba, claro, aunque sí es cierto que toda la historia que en él se cuenta está impregnada de una sutil melancolía eslava no exenta de belleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario