Buscar este blog

martes, 31 de enero de 2017

RESEÑAS DE LIBROS. "LA MEDITACIÓN Y EL ARTE DE LA JARDINERÍA" DE ARK REDWOOD (SIRUELA)


CÓMO DISFRUTAR DEL MOMENTO PRESENTE DESDE EL JARDÍN (GUÍA PARA PROFESIONALES, AFICIONADOS Y PASEANTES)
Ark Redwood, autor de "La meditación y el arte de la jardinería", es el jardinero jefe de Chalice Well, unos jardines absolutamente encantadores, situados al pie de la colina de Glastonbury. Este rincón del condado de Somerset (Inglaterra) tiene fama de mágico y misterioso, sobre todo por su vinculación desde hace siglos con la leyenda artúrica. Se cuenta que José de Arimatea llegó allí desde Jerusalén con el Santo Grial y construyó una iglesia para custodiarlo. También se lo asocia con las tumbas del rey Arturo y de la reina Ginebra, y con la mítica isla de Avalon, lugar adonde, tras su batalla con Mordred, fue llevado el malherido Arturo por su hermanastra (y bruja) Morgana. Allí descansa a su cuidado, y desde allí, según la leyenda, regresará de nuevo para volver a reinar sobre Inglaterra.
Lo que pretendo explicar con esta pequeña introducción es que Ark Redwood no es un jardinero cualquiera, sino el encargado del mantenimiento y conservación de unos jardines muy especiales, rodeados de leyenda, espiritualidad y misticismo a partes iguales y, por lo tanto, el autor ideal para un libro en el que se trata de la relación entre jardinería y meditación.
Lo primero que hace Redwood en la introducción es advertirnos de que las páginas que siguen no son un manual de jardinería ni nada parecido. Y hace bien, no solo para no defraudar a los que buscan algún tipo de guía en la materia, sino sobre todo para no asustar a los que, como es mi caso, no tenemos ni idea sobre el cuidado de plantas, pero sí sabemos apreciarlas como fuente de calma y símbolo vivo del fluir de la existencia.
Siguiendo el ciclo de la vida, “La meditación y el arte de la jardinería”, nos hace testigos de la actividad de un jardín y de su cuidador al ritmo de las estaciones del año. Empieza, claro, en primavera y acaba en invierno, que es la estación que simboliza la muerte, pero que en realidad no es otra cosa que el preámbulo del siguiente renacimiento. Aprovechando los cambios que se van sucediendo a lo largo del año, Redwood nos va a enseñar a vivir el momento presente; a trabajar concentrados; a disfrutar con lo que hacemos; a no hacer nada cuando no hay nada que hacer; a cuidar nuestras herramientas de trabajo; a respetar la tierra sobre la que vivimos animales y plantas; y también algunos ejercicios de meditación, aunque en realidad, todo lo anterior ya es meditación.
Así pues, esta tercera entrega de la estupenda colección “Tiempo de mirar” es una perfecta y muy coherente continuación de la segunda: “La meditación y el arte de cuidar abejas”. Las dos se estructuran en torno a los cambios que se producen a lo largo de las estaciones, y nos ayudan además a ver cómo fluye nuestra vida y la de todo lo que nos rodea. Por eso, la lectura de ambas tiene en nosotros idéntico efecto calmante y beneficioso. Y todo ello sin necesidad de ser ni apicultores ni jardineros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario